Sinastría: Francisco Rivera y Lourdes Montes

Hay miedos que, cuando se comparten, flaquean. Pese a ser torero, Francisco Rivera siempre temió la muerte. Pese a nacer famoso, siempre tuvo miedo al rechazo. Vivir bajo el estigma de una familia de grandes maestros del toro lo abocó al arte taurino, sin saber si ese sería su mejor camino de vida. En amores, poca fue su suerte al tener por progenitora a la divina Carmina. Crecer bajo la falda de su madre, por la que tenía devoción, le condicionó de por vida en su relación con las mujeres.

Lea el artículo completo entre Francisco Rivera y Lourdes Montes aquí.

Publicado en: Amor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s